domingo, 7 de diciembre de 2008

Tacólicos anónimos.
















Los Gusanos drive-in.
Una de mis declaradas pasiones son los tacos, por años me he confesado tacólico incurable. Me encanta prácticamente la amplísima variedad de tacos que existe en México: de canasta, de cabeza, de fritangas, de guisado, de carnitas, de pastor, al vapor, flautas, a la parrilla y obviamente todo tipo de alimento dentro de una tortilla. Por suerte mis hijas comparten mi afición, las he formado bien y siento orgullo de ello. Mi esposa sí come tacos, pero no en cualquier lugar ni de cualquier tipo, pero de alguna manera siento que aquí en Querétaro se ha vuelto más tolerante. Cuando vivíamos en la ciudad de México a veces comía tacos de los que yo llevaba a nuestro hogar, pero ahora no sólo manifiesta su gusto por ellos, sino incluso ella los compra y los lleva a casa. Estrella tiene ya sus lugares favoritos y conoce algunos lugares a los que no he podido asistir y me los recomienda. Bendito Querétaro que operó tan benéfico cambio en ella.
Por esto días los tacos favoritos de mi esposa e hijas (yo no prefiero taquería alguna, sino disfruto la variedad) son los de un lugar llamado Los Gusanos. Este establecimiento se encontraba hasta hace como un año y medio a un costado de la calle donde inicia la subida al exclusivo fraccionamiento El Campanario. Eran dos locales que expendían casi lo mismo. Entiendo que ambos negocios surgieron de la división de una taquería original. Me imagino que con motivo de las obras viales que ahora ahí se realizan, ambos establecimientos se tuvieron que mudar. Uno de ellos conocido como el Tacotorro, quedó en un local casi frente al lugar que antes ocupaban, pero Los Gusanos se mudaron muy cerca de la avenida Hércules, a unos cien metros del Seminario Conciliar. Los gusanos son tacos en tortilla de harina con carne de pastor y queso, aderezados con cebollas fritas en la misma grasa de la carne. Ofrecen también, tacos al pastor, de bistec, chicharrón de queso relleno de carne al pastor, volcanes (tostadas con carne al pastor) y quesadillas. El lugar es uno de estos puestos metálicos que se instalan en las calles o banquetas de todo el país y tiene capacidad para apenas unos seis o siete comensales sentados en su perímetro. Es por eso que Los Gusanos astutamente se han convertido en un drive-in, es decir se estaciona uno cerca del establecimiento y el servicio se lleva a su auto, sin necesidad de esperar un asiento o de exponerse a los fríos vientos nocturnos queretanos. Los drive-ins surgieron y se popularizaron allá por los años cincuenta del siglo pasado como parte de la cultura automovilística norteamericana. El automóvil se había convertido en un elemento indispensable en la sociedad de nuestros vecinos del norte y se trataba de utilizarlo plenamente. Se popularizaron las casas móviles, aparecieron los auto-cinemas o drive-in movies y los moteles (motor-hotel) lugares que ofrecían alojamiento a motoristas y les daban acceso casi directo del automóvil a la habitación. También los restaurantes drive-in o drive- thru; en el primero se ordenaba y comía estacionado cerca del establecimiento y en el segundo se pasaba por el lugar y se ordenaba comida para llevar. Aunque seguramente los hubo en mayor número, recuerdo el servicio drive-in en dos restaurantes de hamburguesas (Tomboy) en la ciudad de México; uno estaba frente el Parque Hundido y funcionó hasta hace unos 20 años y el otro también en avenida Insurgentes, pero por San Ángel.
En Los Gusanos cuentan con unas pequeñas charolas de aluminio que se atoran en la ventanilla del conductor y ahí colocan, un salero, un servilletero y un recipiente con limones, cebolla picada, salsas roja y verde. El servicio es bueno y rápido; recuerdo que ya lo tenían desde sus días al pie del Campanario. El lugar no tiene la sofisticación o aire de modernidad del Tomboy o de los restaurantes de este tipo en los años cincuenta y sesenta, pero es una ingeniosa solución que permite a tacólicos disfrutar de magníficos tacos en la comodidad de sus autos; en mi caso en el familiar, pequeño y confortable espacio de mi vocho El Diablo.

2 comentarios:

vidadeunviajante dijo...

esos eran mis vecinos! nunca me entere del drive-in en realidad, cuando necesitaba tacos por lo general nadamas caminaba para alla.

En algun momento fui con Yasmin y Joaquin... aunque no puedo recordar bien como fue que terminamos ahi.

Junto a la misma jardinera hay tambien un puesto de helados que me gustan...

Y antes habia otro puesto de tacos en Juan Caballero y Osio, tantito mas hacia los arcos, que eran bastante famosos segun cuentan... ya no supe a donde se mudaron.

Anónimo dijo...

Los mejores tacos de guisos EN EL MUNDO, son los de la güera Leo, en el mercado de la Cruz, por las mañanas, solamente. Pruébalos y lleva a Estrella, no se van a arrepentir.Saludos, que ya me dio hambrita