domingo, 16 de enero de 2011

La Navidad en Querétaro


























Nacimiento Queretano.
Diciembre es con seguridad el mes de los más importantes y tradicionales festejos en la ciudad de Querétaro. No sólo se efectúan muchos ritos o celebraciones, algunos de ellos se hacen desde hace más de un siglo. En los últimos días de noviembre se inaugura la Feria Internacional Ganadera de Querétaro (la primera se celebró en 1958). No tiene relación con los festejos navideños, pero enriquece la oferta de diversión y entretenimiento en el último mes del año (véase ¡La pura feria!, febrero de 2010)..
Todos estos eventos son organizados y realizados por el Patronato de las Fiestas de Querétaro, organismo de gran prestigio en la ciudad y que cuenta con decenas de miembros que se hacen cargo de que todos los festejos luzcan. En los primeros días del mes de diciembre se presenta El Heraldo de Navidad, esta hermosa publicación tuvo su inicio en el año de 1900 y hoy sus viejos números son un tesoro invaluable para los queretanos. El Heraldo contiene comúnmente la reseña de los festejos del año anterior, textos de historia local, poesía, cuentos, algunos anuncios y fotografías de hermosas señoritas queretanas. En esos días también se realiza en una de las plazas de la ciudad la coronación de la Reina de las Fiestas de Navidad, misma que se sigue con una elegante cena baile en otro lugar. En esa noche es cuando las fiestas navideñas dan inicio formalmente con el desfile del llamado Carro del anuncio. En los siguientes días se enciende el árbol de Navidad y se inaugura el nacimiento monumental en los prados del Jardín Zenea. El día 16 sale por primera vez a recorrer las calles del centro el Carro de la Posada y seguirá haciéndolo los siguientes nueve días, mientras estas fiestas tan especiales para la niñez se celebran en las Iglesias. En estas fechas se presentan también en las diferentes plazas de la ciudad infinidad de espectáculos; obras de teatro, bailes, coros, estudiantinas, pastorelas y música de los más variados géneros.
El preludio a las celebraciones de Nochebuena y Navidad es la Cabalgata que recorre las calles de la ciudad el día 23. La temática varía año con año, pero majestuosos caballos son la parte fundamental de este desfile. La noche del día 24 se hace el recorrido de los carros bíblicos espectáculo de gran tradición pues que se hizo por primera vez en el año de 1836. Sendos carromatos exhiben bien logradas escenas del antiguo y nuevo testamento. Los días 25 y 31 de diciembre hay fuegos artificiales y verbena popular en las calles y plazas del centro de la ciudad. El remate a los festejos es el reparto de juguetes en el Jardín Zenea el día de los Santos Reyes, el 6 de enero.
Querétaro no sólo es una hermosa ciudad, también ofrece a sus visitantes la oportunidad de presenciar y participar en innumerables celebraciones a lo largo del año. Los queretanos están orgullosos de su ciudad y sus tradiciones. Un muy buen ejemplo del celo queretano por las tradiciones es el hermoso y complejo nacimiento que coloca en su hogar mi amigo y colega Luis Pacheco. No es completamente tradicional pues sus figuras son modernas, ya las buenas, detalladas y hermosas figuras de nacimientos son escasas y seguramente muy caras y Luis es muy joven como para haber adquirido figuras antiguas. No todos pueden tener un viejo nacimiento, como los de la famosa colección de nacimientos de Fomento Cultural Banamex. Las figuras de este particular nacimiento son de la línea alemana de juguetes Playmobil; desde 1974 esta compañía ha elaborados juegos de figuras de muy diversos temas históricos. Con partes de diferentes colecciones Luis arma un hermoso y complejo nacimiento, con la escena principal de la natividad y muchas otras historias bíblicas. Más de 2500 figuras integran el conjunto, hermosamente dispuesto e iluminado. Familiares y amigos lo visitan; este año se pidió a los visitantes una cobija o frazada como boleto de entrada, mismas que Luis luego donará a una obra social. La Navidad es pues una época de muchas tradiciones, no dejemos que todo ese cúmulo de hermosos festejos se pierda o se convierta tan sólo en una avalancha de inútiles e insignificantes regalos.

1 comentario:

Santiago dijo...

Despertó mi nacionalismo profe; me encanta leer sus crónicas, me distraen de la rutina; no deje de mandármelas! Le mando muchísimos saludos!! PD. Saqué 100 final en Historia de la Medicina ;) Aprendí del mejor...